Mientras que el olor de un producto a veces puede proporcionar placer sensorial (flores, perfumes, chocolate, etc.), puede en cambio molestar a algunas personas. En una despensa o refrigerador, la convivencia de los productos puede causar una mezcla de olores, o incluso la contaminación de un alimento por el olor de otro. Además, la elección de un envase adaptado con las propiedades de barrera adecuadas permitirá reservar su fragancia a los alimentos, evitando su propagación al ambiente o al resto de los productos contiguos.

 

Elija el material de embalaje adecuado

¿Cómo podemos protegernos del impacto olfativo de un alimento fragante como el queso, el pescado, la alimentación animal o las especias?

Entre los films de plástico utilizados para el envasado, hay múltiples variedades de materiales, utilizados en capas individuales, o en complejos coextrusionados o pegados. Cada material aporta sus propiedades de resistencia mecánica, de estanqueidad a los gases o al vapor de agua, sellado o de mantener la temperatura y el frío.

Por lo que se refiere a los productos olorosos, la propiedad que se buscará es la barrera de los gases, que transportan los compuestos volátiles responsables de la propagación de olores.

 

¿Qué films utilizar para las propiedades de barrera?

La barrera más eficaz es la proporcionada por una lámina de aluminio. Films complejos del tipo PET/Alu/PE o Papel/Alu/PE son ejemplos comunes. Mantienen aromas y garantizan una excelente barrera al oxígeno, la humedad y los rayos UV.

Luego hay films metálicos (PET metalizado/PE) y films PE/EVOH/PE que tienen buenas propiedades de barrera a los gases y permiten hacer el vacío.

Un film de plástico hecho de PET/PE es menos eficiente, pero todavía tendrá una barrera significativa al oxígeno y a la humedad para aplicaciones menos exigentes.

Por último, los films PE o PP de un solo material tienen una barrera al vapor de agua satisfactoria, pero mala para el oxígeno.

Las bolsas hechas a partir de films complejos son desafortunadamente difíciles de reciclar en el estado actual de la tecnología. Las investigaciones en curso son prometedoras, con procesos químicos consistentes en disolver la materia, pero estas técnicas aún no están en la etapa industrial.

Preferentemente nos centraremos en los films hechos de un solo material, o en films complejos hechos con el ensamblaje de varias capas del mismo material base, la mayoría de las veces polietileno, pero que tienen diferentes propiedades (densidad, temperatura de fusión, rigidez, etc.).

 

Un sistema de cierre óptimo

Dado que el producto se encuentra en un envase con propiedades de barrera suficientemente eficaces, surge la cuestión de la elección del cierre. Gracias a su hermetismo, la bolsa y su cierre deben garantizar una protección perfecta de los alimentos y una barrera óptima para los olores.

Para envasar un alimento oloroso, existen diferentes sistemas de cierre: soldadura, plegado con pegatina, cremallera simple o multiguía con o sin cursor, adhesivo removible, tapón, etc. Cada uno tiene un nivel diferente frente a los olores.

Las condiciones de consumo del producto serán decisivas para la elección del cierre. Si el alimento se consume en su totalidad al abrir el envase, una soldadura simple será suficiente. Si el alimento es poco aromático y se consumirá en varias veces – por ejemplo, un paquete de arroz – puede dirigirse hacia el plegado con pegatina. Si el alimento es particularmente oloroso, entonces es esencial proporcionar un cierre adecuado: tapón o cremallera. 100% hermético, el tapón se utilizará para productos líquidos o pastosos y para algunos polvos. Se recomiendan cierres de cremallera simples o multiguías con o sin cursor para alimentos en porciones, como queso rallado, café o especias.

La calidad de los envases y su hermetismo también contribuyen a la reducción del desperdicio de alimentos. Un producto será arrojado más rápidamente a la basura si su olor contamina la despensa o refrigerador mientras todavía es consumible, siendo su único mal extender olores en un momento en que no son requeridos.