El consumidor desea evitar el desperdicio de alimentos y preservar todas las cualidades nutricionales y de sabor del producto adquirido. Para evitar que el sabor disminuya y los alimentos en cuestión conserven su frescura, es necesario optar por un envase perfectamente adaptado. La frescura de un producto se puede alterar al entrar en contacto con el aire exterior, por lo que la bolsa debe actuar como una barrera hermética impenetrable. Por consiguiente es importante observar con todo detalle la oferta que proponemos y determinar qué tipo de envase corresponde a sus necesidades.

 

Un material de envasado que promete una conservación perfecta

Cuanto más fresco es un producto, más se aprecian sus cualidades energéticas, gustativas y nutricionales. Esta es la razón por la que el envase que lo contiene debe actuar como un escudo contra las perturbaciones procedentes del exterior. La luz, el calor y el aire ambiental afectan a la calidad del producto y reducen su frescura. En Flexico creamos bolsas de plástico para todo tipo de productos y alimentos. En el caso de los productos frescos, existen soluciones preferentes.

Entre nuestra gama, encontrarán bolsas de un solo material y bolsas de materiales complejos. Para bolsas de materiales complejos, los envases Sensogrip y Zipgrip son una buena opción para mantener la frescura de los alimentos. Hechos con una mezcla de varios materiales, incluyendo PET y PE, actúan como una barrera ideal para el oxígeno. Además, su sistema de apertura y cierre simple y práctico hace que sea fácil llegar al producto o alimento deseado. Sin embargo, estas bolsas complejas de alto rendimiento son más difíciles de reciclar. Pero como industriales responsables, trabajamos continuamente para mejorar este aspecto.

Los consumidores son cada vez más reacios a desechar productos que han perdido parte de su brillo. Por un lado, porque el coste de la vida se vuelve más caro, y por otro lado porque está fuera de discusión tirar un producto a la basura cuando todavía es consumible.

Pero si quieren mantener un producto fresco, es necesario que las bolsas utilizadas diariamente se abran y cierren fácilmente. Flexico fabrica varios sistemas de cierre, siempre con el objetivo de proporcionar una gama innovadora y respetuosa con el medio ambiente.

 

Un sistema de cierre que garantiza un buen hermetismo

En la fase de elección del material o materiales preferibles, resulta ineludible centrarse en el sistema de cierre a adoptar. La gama de cierres de Flexico está particularmente desarrollada para satisfacer las múltiples expectativas de los consumidores. El sistema de cierre es un elemento esencial de la bolsa de plástico: lucha contra los malos olores, garantiza la frescura de los alimentos y conserva las cualidades gustativas del producto. En la actualidad, nuestra empresa desarrolla varios tipos de cierre (cremallera, cursor, tin-tie, adhesivo…), pero es importante tener en cuenta que no todos los cierres satisfacen las mismas necesidades.

Para encontrar el cierre adecuado a sus envases, es necesario definir sus necesidades y las de sus clientes:

  • ¿Cómo se consume mi producto? En el caso de los productos frescos, el consumo suele ser muy rápido, pero también se puede consumir en varias veces que asimismo implican varias aperturas y cierres de la bolsa.
  • ¿Mi envase es fácil de usar?
  • ¿Cómo puedo preservar al máximo las cualidades gustativas de mi producto?

Este punto es esencial para fortalecer su elección.

De hecho, nuestros cierres Sensogrip y Zipgrip son óptimos para garantizar la frescura de los productos ya que limitan la exposición al aire, al vapor de agua y, en consecuencia, las alteraciones causadas por el contacto con el exterior.

 

¿En qué caso debe preferirse un cierre Zipgrip o Sensogrip?

La bolsa Sensogrip tiene un cierre intuitivo: no hay necesidad de alinear los dos perfiles de la bolsa para cerrarla correctamente. Su cierre multi-guía, el más hermético disponible en el mercado, garantiza una protección óptima de los alimentos, incluso después de varias aperturas consecutivas. Por lo tanto, todas las propiedades del producto están protegidas y conservadas.

En cuanto al envase Zipgrip, la opción “Clicky” advierte a los consumidores del cierre perfecto de la bolsa. Gracias a su efecto táctil y sonoro, este perfil de cierre es el preferido por las industrias que quieren garantizar a sus clientes una bolsa correctamente cerrada.